Médico Especialista en Urología y Sexología Clínica

Trastornos de la eyaculación y del orgasmo

eyaculación precoz

Tenemos que tener en cuenta que en la naturaleza el hombre, es el animal que mayor tiempo tarda en eyacular. En el universo de los animales, dada la neta finalidad reproductiva, no puede dedicar mucho tiempo al coito frente a los peligros que los rodean. Por lo tanto, cumplen un rol netamente reproductiva en la conducta de “monta”. Prácticamente ninguna especie tarda más que algunos segundos en la eyaculación.

Para el ser humano, hasta hace pocas décadas, parecía ser que no era un factor preocupante el tiempo eyaculatorio. Incluso tenemos el famoso informe de Kinsey, cuando más rápido era la eyaculación, mayor se lo consideraba el concepto de macho.

A medida que la mujer fue tomando protagonismo en nuestra sociedad y la posibilidad de expresar un concepto básico fundamental que muchos psicólogos y médicos determinan que no es que haya tanta cantidad de mujeres con dificultad de llegar al orgasmo sino que hay un gran número de hombres inexpertos que no saben lograr la satisfacción sexual de la mujer. Es tan alto el porcentaje de conclusiones y de estudios que han transformado que mujeres anorgasmicas eran mal evaluadas porque tenían parejas en la que el hombre era un eyaculador precoz. Hay distintas estadísticas, pero en general, tenemos que pensar que es la patología masculina más común en el hombre joven y que es responsable de un alto porcentaje de disociación de la pareja por causas sexuales.

Definición

La eyaculación precoz, podríamos intentar definirla como la dificultad de controlar la aparición de la eyaculación durante el tiempo necesario para que ambos integrantes de la pareja, puedan concluir lo más próximo posible con el orgasmo. En este concepto damos un gran valor a los grados de satisfacción de la pareja.

Podríamos expresar muchísimos intentos de definición sobre este tema que cada vez es más conflictivo en la vida de la pareja. Lo importante es tener en cuenta que vemos a este tema como un elemento conflictivo de la pareja y no del hombre.

Epidemiología

La prevalencia de esta enfermedad se sitúa en un porcentaje oscilante entre un 20% a un 30% del total de la población masculina. Siempre tenemos la precaución de no basarnos en estadísticas internacionales sino en experiencias de grupos de estudios de nuestro país.

Nuestros intentos de llegar a una estadística en nuestro medio, nos ha resultado muy difícil y muy dispar las cifras, pero sí tenemos la seguridad que cada vez, el número de consultas por este motivo aumenta en forma muy marcada. De allí es que también, nos ha servido para contemplar la gran afectación que tiene este tema en la constitución de la pareja actual, en especial, dado el aumento de la información sexual que posee la mujer y que antes le resultaba imposible de informarse y/o comparar la calidad sexual.

Una gran cantidad de estudiosos de esta patología, desde Masters Johnson y Kolodny hasta los últimos estudios como Grimm y colaboradores han efectuado estudios muy interesantes pero muy engorrosos de poder explicar al lector. Por lo tanto, vamos a enunciar que hay aspectos orgánicos y aspectos psicológicos muy importantes en esta temática en forma muy simple y esquemática.

Orgánicos:

    Causas neurológicas:

  • Excitabilidad y sensibilidad
  • Aspectos electrofisiológicos
  • Receptores serotoninérgicos
    Causas prostáticas

  • Prostatitis
  • Calcificaciones prostáticas
  • Trastornos de los conductos eyaculatorios
    Casusas hormonales:

  • Oxitocina
  • Relación oxitocina con la liberación de endotelina-1/ relación de niveles estrogénicos
  • Disminución del magnesio en el semen
    Psicológicos:

  • Ansiedad
  • Estado de pánico pre coital
  • Pérdida de la autoestima
  • Complejo de inferioridad frente a su pareja

    Conductas sexuales:

    Esto depende de las características de cada pareja en particular, pero destacamos a nuestro entender, los siguientes ítems.
  • Rapidez e intensidad de la excitación
  • Umbral eyaculatorio que depende de la elevación del reflejo bulbo cavernoso
  • Capacidad de control
  • Inhibición del reflejo de forma voluntaria

Conclusiones:
Todos los temas tocados anteriormente, explicarían algunos aspectos de la eyaculación precoz, pero ninguno o la totalidad de los mismos, nos dan una explicación clara y concisa porque un hombre es eyaculador precoz. Lo que nos lleva a un minucioso estudio de cada paciente en particular para intentar un tratamiento efectivo para el mismo.

Cualquiera sea las formas clínicas de la eyaculación precoz, los tratamientos lo vamos a adecuar a cada paciente.

Tratamiento:
Información y educación sexual del paciente o de la pareja para darles la orientación necesaria de cómo funciona el aparato genital femenino y el aparato genitourinario masculino. Ya que es sorprendente encontrar el desconocimiento que muchas veces los terapeutas suponemos que los pacientes ya lo tendrían.

Terapia farmacológica

  • Antidepresivos tricíclicos
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina
  • Inhibidores de la fosfodiesterasa 5
  • Dapoxetina

Tratamiento sexológico en la pareja

  • Modelos de Masters y Johnson
  • Modelo de Kaplan
  • Modelo de La Pera y Nicastro
  • Técnica de parada y arranque (stop/start)
  • Modelo adaptado por nuestro centro Urosexológico
  • Terapia individual